ESTAMOS AQUI

domingo, 29 de abril de 2007

"UN CADAVER EN LA OFICINA"

David Bolchover autor de "Los muertos vivientes"
El autor habla de lo que para él son los muertos vivientes, son aquellas personas que van a trabajar cada día a la oficina, se dirigen a sus mesas al mismo tiempo y se van a la misma hora y, en medio, prácticamente no hacen nada. O bastante poco.
En la mayoría de los casos su contribución a la empresa es escasa y su talento ha sido olvidado, o mejor dicho, a nadie le importa. Como cita el autor "hay millones de personas que no hacen nada, pero reconforta saber que la mayoría tienen trabajo".
Según Bolchover un 7,2% de empleados norteamericanos encuentra tiempo en su apretada agenda para enviar más de 20 e-mails personales diarios. Y las páginas de porno son el 70% de las visitas realizadas a Internet.
Lo paradójico es lo que cuenta el autor de sí mismo: entre 1997 y 2003 realizó trabajos que podría haberlos hecho en 6 meses. Cayó en una de "esas enormes grietas" y nadie se molestó en pensar en él. Así pasó de pequeñas empresas con poco sueldo y mucho trabajo, a grandes empresas con todo lo contrario.
Para el autor hay dos estados principales: empleados inactivos que aprovechan sus dificultades y cultivan alianzas para ascender y los que piensan que su vida laboral está vacía de significado. Hay trabajadores motivados y no motivados que se irán cuando tengan una oportunidad, y los hay activamente desmotivados, a los que el autor llama "muertos vivientes". Este es un tema escondido.
Los Grandes Lideres no van a hablar de plantilla desmotivada. Y la filosofía de moda sobre el liderazgo ha sido la de los grandes gestos de cara a la galería, con ejecutivos aconsejados por consultores que quieren ganar dinero masajeando el ego del lider, lo que no lograrán hablando de los problemas básicos de la empresa.
La maniobra poítica y el padrinazgo y no la capacidad, son los promoteres del progreso individual en las empresas. Y eso genera unos mandos intermedios mediocres. Estos son muchas veces recompensas a los discípulos de los jefes en el juego empresarial. El sistema incentiva que asuman una responsabilidad que no quieren.
Un sistema que el autor cree que está llamado a la extinción por la compentencia que se avecina, y que se centra en la satisfacción y el significado.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.