ESTAMOS AQUI

sábado, 5 de mayo de 2007

¿TRABAJO O FAMILIA? ESTA ES LA CUESTION



Leyendo este artículo el otro día- una entrevista a Nuria Chinchilla- y leyendo lo que dicen Hurricane (Cronos el Superboss) y Geeksoma (¿Buena Suerte? ¿Mala Suerte?)… al final me hago mi composición de lugar.

Por un lado Nuria responde que: no debemos conformarnos con ser meros espectadores y, que aunque el destino baraje las cartas, debemos ser nosotros los que llevemos las riendas de nuestras vidas. Viene a ser lo que Geeksoma les dice a sus alumnos: <<con tesón, dedicación y organización es como conviertes a la "suerte" en "buena suerte">>

Se suele decir que: “la suerte que entra por la puerta, suele irse por la chimenea”. Al final confiar en la “suerte”, es una decisión desafortunada, sólo existe un camino, el trabajo diario. Trabajar, caerse, levantarte, seguir trabajando y volver a caerte…. es así de simple, es el proceso de aprendizaje: aprendemos de lo “malo”. De otra parte, echarle la culpa a la “mala suerte” de todo lo que nos ocurre, es un signo de debilidad, de resignación; es que me tienen manía, es que me han suspendido, es que no encuentro lo que yo busco…. Menos “es que” y más “hay que”.

"Hay que" tomar las riendas de nuestras vidas.


Luego responde Nuria a una típica pregunta con la típica respuesta con la que, personalmente, nunca he estado de acuerdo: “Primero la familia y luego el trabajo”. Y leo a Hurricane hablar de esos Jefes o Directivos que no paran, que no saben delegar, que son inseguros y tienen miedos de los que vienen detrás, empujando. Estoy totalmente de acuerdo con Hurri, me encanta su artículo.

Reflexionando, a veces me cuesta…. bueno, me cuesta siempre reflexionar por que soy bastante impulsivo, pero hay cosas que tengo claras: NO SE PUEDE PRIORIZAR ENTRE EL TRABAJO Y LA FAMILIA. Quien diga lo contrario, para mi, está mintiendo, está quedando bien. ¿Qué es ante el huevo o la gallina? Pues lo mismo sucede con el trabajo y la familia, en el mundo en que vivimos se necesita armonía entre los dos mundos laboral y personal. Y, aunque a todos nos guste decir que la familia es lo primero, pues a veces no, la mayoría de la veces no. Y lo más curioso, trabajamos como bestias para que la familia sea feliz. ¿Materialismo? Sí, por supuesto y darle educación a mis hijas y medios, que tengan lo que necesitan, que crezcan felices y contentas, que me tengan en la medida de lo posible (por eso le digo a Hurricane que ya habrá tiempo para dormir), se pueden sacrificar otras cosas, se pueden conciliar cosas; ahora mismo puedo estar escribiendo y estar mis hijas haciendo los deberes del colegio; organización.

La de funciones de mis hijas de Navidad, carnavales y fin de curso que he visto grabadas en video por culpa del trabajo, reuniones de padres a las que no he podido asistir… Está claro que si una de mis hijas se pone enferma grave, le dan por saco al trabajo, en ese momento pasa la familia a primer plano. Al final hay que priorizar y un día le toca a la familia y otro al trabajo. Pero para ser feliz tienes que estar bien en tu trabajo, gustarte, realizarte y por otro lado tener el complemento afectivo y personal de la familia, sin la que no se puede vivir. Pero yo no contesto nunca a esas encuestas. Bueno, miento, pongo salud en primer lugar; para poder trabajar y atender a mi familia o atender a mi familia y trabajar. Pero es que incluso la salud será buena o mala según te vaya en el trabajo y en la familia, jajaja. ¿Complicado? Seguramente, pero repito que no se puede poner 1, 2 y 3.

Concluyendo, disfrutar de lo que uno hace, sea en el trabajo o con la familia, saber que hay que sacrificar, que la familia comparta y entienda el por qué de esos sacrificios. Los que me conocen saben que soy un enamorado de mi familia pero, sin llegar a ser un adicto, me encanta mi trabajo. Y encima, disfruto con mis amigos. Pero tengamos en cuanta que 24 horas dan para mucho. Ya habrá tiempo para dormir.






4 comentarios:

Hurricane dijo...

Malo es que tú sólo no tienes tiempo para "no tener tiempo" jeje
Hace ya mucho tiempo leí un libro de cuyo título no me acuerdo en el que se describía un ejemplo muy grafico que ilustra lo que comentas.

Imagina que tenemos un bote de cristal de esos grandes, totalmente vacío, y aparte tenemos cinco recipientes llenos de piedras de diferentes tamaños: en el recipiente 1 solo tenemos arena, en el 2 tenemos piedras realmente chiquititas, en el 3 otras piedras pero de un tamaño un poco mayor que llamaremos pequeñas, en el 4 otras piedras medianas y en el 5 las piedras más grandes.¿Cuál es el orden más apropiado para llenar el bote? Si empezamos con el bote 1, o sea con la arena, luego con las piedras del 2 y así sucesivamente, llega un momento en que no somos capaces de meter ni una sola piedra más y se nos han quedado la mayoría de las piedras grandes fuera, y aunque nos empeñemos NO CABEN MÁS.

Pues más o menos venía a decir que esas piedras grandes son los principios, los valores de tu vida, las metas a largo plazo, el tiempo para el desarrollo personal, el tiempo para estar con la familia, todos nuestros sueños, etc.

La paradoja de esta historia es que igual que en la vida, debemos empezar por las cosas más importantes, o sea las del recipiente numero 5, y después las del 4, y sucesivamente del 3 y 2. Pero cual es nuestra sorpresa que en el mismo recipiente, ahora nos han cabido más que antes, e incluso si ahora echamos la arena, todavía podemos conseguir que quepa entre los huecos, y aunque parece que esta definitivamente lleno, aun nos queda sitio para echar un poco de agua que complete las separaciones que no llenan las piedras.

Vamos que es cuestión de organización...y a lo mejor aún queda algo de tiempo para dormir sin esperar a estar muerto.

Geeksoma dijo...

'Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad
se encuentran y fusionan' Voltaire

mujer_drojo dijo...

Me he organizado de tal manera que tengo tiempo para dedicárselo a mis sobrinos y a la persona que más quiero.
Trabajo el fin de semana que me toca y atiendo todo lo que tengo que atender durante la semana.
La ventaja que tengo, es que soy la jefa de mi propio negocio. Con lo cual adapto el trabajo a las circunstancias del día a día.

Un saludo,

mujer d rojo

Además, me voy a permitir la licencia de ir a Valencia al congreso de AEDIPE y aprender un montón de cosas que me ayudarán en el trabajo.

Adriàpolis dijo...

Si es que hay gente que gestiona bien su tiempo y tiene un espíritu de sacrificio enorme, ... ¿verdad?

Saludos

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.