ESTAMOS AQUI

lunes, 7 de mayo de 2007

MANZANAS PODRIDAS

Vale que el reconocimiento legal de las posibilidades de actuación de los sindicatos, tanto en la empresa como en los ámbitos supraempresariales, debe llevar aparejadas unas garantías que permitan un ejercicio real y efectivo de la libertad sindical. Entre ellas, la de 'indemnidad salarial', en virtud de la cual no puede provocarse un perjuicio económico al trabajador que desempeñe actividades sindicales o que ostente una representación sindical, incluido, en su caso, el supuesto de 'liberación sindical', pero.....

¿Horas sindicales en turno de noche? ¿Reuniones presuntamente celebradas en bares?, ¿Horas sindicales acumuladas a puentes, fiestas...? ¿Para ir a la playa?

¡¡Peculiar forma de representar los derechos de los trabajadores !!

Flaco favor hacen estos excesos protectores a la tutela de la libertad y de la actividad sindicales. Aparte de la picaresca que generaa, los excesos y los privilegios solo conducen, a medio plazo, a reacciones contrarias y afectan a la ejemplaridad que el desempeño de funciones representativas, también sindicales, debe respetar. En mi opinión, para que los "sindicatos salgan de su letargo" debemos implicarnos, trabajar duro y denunciar situaciones de abuso para que estos dejen de ser la cueva de la corrupción que son hoy en día y eliminemos las manzanas podridas de una vez por todas.



1 comentario:

El Malo dijo...

Sobre este tema, los comentarios me los guardo para "dentro".

Un saludo

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.