ESTAMOS AQUI

miércoles, 5 de septiembre de 2007

COMPROMISO

Hoy en día en el que la oferta y la demanda del mercado laboral está en constante movimiento, es cada día más complicado encontrar gente dispuesta al compromiso con la organización en la que presta sus servicios.

Hay que tener en cuenta los dos enfoques parecidos pero diferentes en el mercado laboral. Por un lado, tenemos el punto de vista de la empresa, que quiere conseguir a los candidatos más preparados, ofreciéndoles unas condiciones muy competitivas, pero consiguiendo el máximo beneficio para ella misma.

Y luego está el razonamiento del profesional que busca empleo o que quiere cambiar, que va a elegir aquello que más le interese a nivel profesional y salarial.

Hasta aquí de acuerdo por que cada uno mira para sus intereses particulares.

Yo considero que cada candidato al aceptar un determinado puesto de trabajo acorde a los estudios cursados y a la valía demostrada, tiene que estar plenamente convencido de que esa opción es la mejor.

Lo que es hipócrita es aceptar una oferta y si en el intervalo que pasa hasta la incorporación se le ofrece otro puesto en otra empresa, coger ese otro trabajo y rechazar el anterior.

¿Cómo se sentiría ese candidato si al ser seleccionado en una empresa por considerarlo capacitado para poder desempeñar el puesto, se le despidiese cuando aun sin incorporarse, la empresa encontrase otro candidato más capacitado? (Para despedir a cualquier profesional hay que tener una razón fundada y objetiva).

Y esto esta al orden del día, porque se está pasando de un extremo a otro, se ha producido un cambio en el enfoque laboral, ya que hemos pasado de un escenario totalmente formalista a otro sin ningún tipo de formalidad, y desgraciadamente no es recomendable ni uno ni otro, sino una cosa media.

Por que cuando uno se embarca en una nueva experiencia profesional, lo tiene que hacer conscientemente creyendo al 100% en el proyecto y que se comprometa a dar lo esperado por él. Por que mínimo tienes que permanecer 6 meses en un puesto y en una organización para comenzar a hacerte una idea real de la misma y al menos un año para poder tener una opinión fundada y objetiva.

Y para querer cambiar de trabajo tiene que haber bastantes componentes, ya que no puede ser como único motivo las condiciones económicas.

Por que puedo entender que una persona a los 3 meses de empezar en un puesto se de cuenta de que ese puesto no es lo que el buscaba o que la filosofía de la empresa no encaje con su persona, que le salga un trabajo más cualificado para su formación, etc.

Las personas que se cambian de trabajo por motivos exclusivamente económicos engloban el grupo de los "mercenarios", personas que no tienen ningún tipo de espíritu de compromiso y de lealtad a la empresa y que por 500 o 1000 euros más al año están dispuestos a cambiar constantemente de empresa. A mi personalmente me dejan mucho que desear.

Soy consciente de que todos trabajamos por dinero, porque tenemos que vivir, y que los sueldos no suben en la misma proporción que el coste de la vida. También sé que hay muchas organizaciones que ofrecen sueldos muy bajos, por que no le permiten a uno vivir en condiciones.

Pero también hay que tener en cuenta que inicialmente no podemos pretender comenzar cobrando un sueldo de ministro, porque desgraciadamente estos tipos de sueldo no abundan.

Para poder mejorar económicamente y profesionalmente en una empresa hay que ganárselo y demostrarlo y esto no se puede conseguir en cuatro días.

Hay que recordar que los éxitos profesionales van a venirnos a base de esforzarnos y dar mucho más de los que se espera de nosotros, por que por el rendimiento esperado ya nos pagan todos los meses, y eso no lo justifica.

Además hay que ser conscientes de que este tipo de mejoras conllevan más responsabilidades y esfuerzos por parte de esos profesionales, ya que no podemos pretender tener un puesto de más responsabilidad y salario sin que se nos exija más compromiso y trabajo. No deja de sorprenderme el poco compromiso de los profesionales hacia su puesto de trabajo y hacia la empresa de la que forman parte.

También no olvidemos que para que los trabajadores se comprometan con su organización, el primer paso lo tiene que dar la propia empresa demostrando que sus trabajadores son importantes para ella. Y si esto no se produce es comprensible que no haya compromiso por parte de los trabajadores.

El verdadero problema está cuando este compromiso empresarial hacia los trabajadores se produce obteniendo absoluta indiferencia por su parte.

Lanzo dos preguntas con las cuales me gustaría iniciar el debate sobre este tema tan controvertido:

¿Que hay que hacer para que los trabajadores se comprometan?

¿Quien tiene la culpa de esta falta de lealtad?

7 comentarios:

Nemo dijo...

Hola Juan,

Interesante tema el que tocas. En mi opini�n, de un tiempo a esta parte la opini�n general de la gente es que no se puede ascender sin rotar de empresa en empresa. Eso lleva a la gente a cambiar de trabajo continuamente pensando que "asciende", cuando en muchas ocasiones el desplazamiento no es ascendente sino lateral... El compromiso a largo plazo se ha perdido, la gente piensa en el corto plazo y eso les lleva a moverse y saltar de un lugar a otro continuamente.

De otra parte, la inestabilidad laboral fomenta esta rotaci�n. La empresa no conf�a en el empleado a largo plazo, las regulaciones de empleo, entre otras, minan el compromiso de los empleados que permanecen en la empresa esperando ser los siguientes en "recibir el hachazo" y engrosar las filas del INEM.

En muchos casos la precariedad laboral es acicate para esto. Multitud de empresas, bien por no poder sostener salarios elevados o bien por no querer hacerlo, aceptan la alta rotaci�n laboral como el pan de nuestro d�a. Hablamos desde salarios bajos (en ocasiones pr�cticamente situados en el umbral de la pobreza, como son los mil euristas en general, en mi opini�n) hasta contrataciones abusivas de becarios que nutren las empresas, desempe�an el mismo trabajo que un empleado sin percibir remuneraci�n que, al terminar su beca abandonan la organizaci�n sabiendo que otra persona en sus mismas condiciones pasar� por esa empresa y se ir� como lo ha hecho �l, en las mismas condiciones.

Tambi�n nos encontramos el caso de la selecci�n de personal, ineficiente en determinadas ocasiones. Con esto me refiero a que, en ocasiones se da una sobrecualificaci�n del empleado. El trabajador acepta el puesto por necesidad econ�mica, pero si toca techo demasiado pronto puede sentirse "subempleado", lo que le llevar� a la b�squeda de otro empleo en cuanto crea que pueda hacerlo. De otra parte, el seleccionador puede saberlo y asumirlo, en caso de no tener otro perfil que se adec�e m�s al puesto...

Adem�s, creo que el trabajador est� perdiendo la conciencia de "clase obrera". Los sindicatos cada vez se venden m�s y, por s� mismos no se ven con fuerzas para luchar por nada. Aparece el s�ndrome del holgaz�n, �por qu� voy a intentar arreglar esto si voy a estar aqu� tres d�as; por qu� voy a intentar decir que est� mal si lo har� yo solo?

Ardua tarea, m�ltiples factores pueden ser los causantes de este problema...

Entre las posibles soluciones, pol�ticas de RRHH que "se adapten" al empleado, formaci�n y desarrollo profesional, buen ambiente laboral... Teniendo presente adem�s que esto no podr� darse en todas las organizaciones. Grandes empresas solventes no abundan en el pa�s, y los RRHH siguen un poco "en pa�ales" a�n.

El empleado sigue siendo un coste para la empresa y no una fuente de ventaja competitiva, �no es curioso que est� en la cuenta de gastos de una empresa, como sueldos y salarios?

El Malo dijo...

Me parece muy acertado lo que apuntas Nemo (a ver cuando engrosas las filas del blog, jejeje que en La Comunidad ya te tenemos).

Pero hay un tema que toca Juan y que para mí está relacionado con la pérdida de valores. Entre ellos la lealtad.

Un saludo

Adriàpolis dijo...

Malo, no hay ninguna pérdida de valores sino que éstos van cambiando. Ahora apuntan otros.

Personalmente la lealtad no la valoro.

En cuanto al artículo q expone Juan es curioso pq se exige compromiso, lealtad pero cuando no eres útil te despiden. Por lo tanto no me parece mal que la gente responda con bajo nivel de compromiso/lealtad, ...

Para mantener a los empleados hay que darles expectativas y desarrollo profesoinal y sino eres capaz (en una semana, tres meses, ...) se te irán; es una respuesta casi diría que natural en una persona profesional.

Por cierto, en un proceso de selección de dos o más entrevistas no creo que sea capaz de saber si encajarás (lo digo desde la perspectiva del empleao) por eso si en 3 meses no me gusta dnd he ido a parar ... sencillo, me voy

Excelente el artículo.

El Malo dijo...

Correcto Adria, acepto que sea una evolución. Pero para mi (me conoces de sobra) es una pérdida.

Un saludo

Juan Martínez dijo...

Hola Nemo interesantes reflexiones.

Juan Martínez dijo...

Adriápolis totalmente de acuerdo con tu puntualización.

Geeksoma dijo...

Me ha encantado leer el artículo y los comentarios.

Coincido plenamente con Adriapolis (y no porque sea pedagogo como yo, jeejejejeje)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.