ESTAMOS AQUI

viernes, 1 de junio de 2007

¿Por que los equipos no funcionan?

Creo que Juan ha lanzado una pregunta que resulta muy interesante. Es más a los que tenemos una determinada responsabilidad sobre personas, nos debe hacer reflexionar.


¿Por que los equipos no funcionan? Entre otras casusas:

  • Falta de Liderazgo. El Jefe no organiza, no motiva, no empuja.


  • Objetivo mal definido. Conflictos por invasión de competencias


  • Escasa comunicación. Tanto dentro del equipo como con el resto de la organización.


Por lo tanto la labor de equipo exige ante todo coordinación. Y sin comunicación la coordinación es imposible.


  • Desmotivación. Conflicto entre lo que se ofrece al equipo y lo que verdaderamente se hace


  • Complejidad del proyecto. Falta de formación del equipo.


  • Falta de reconocimiento. Saber recompensar.


  • Dificultades de relación. Se pierde el ambiente de equipo.


Pero volvamos a la comunicación, para mi es muy importante la comunicación con el equipo de trabajo. Cuales son algunos consejos para mejorar la comunicación:


  1. Establecer reuniones periódicas.


  2. Fomentar la participación de todos los miembros del equipo.


  3. Liderar la moderación de las intervenciones con equidad valorando todas las aportaciones.


  4. Evitar discusiones estériles.


  5. Elegir el canal de comunicar más adecuado.


Si tenemos un equipo motivado, unido, con las ideas claras, que trabaja en la misma dirección, bien comunicado y sabiamente recompensado (no estoy hablando sólo de dinero), el trabajo de un Jefe siempre será más fácil. Incluso el más tonto pasará por listo. Es muy común encontrarse con segundos mucho más inteligentes que su primero.


La diferencia entre el triunfo o el fracaso es saber aprovechar las virtudes de cada miembro. Y para mi, no intentar trepar a costa de los que lideras. Hablar siempre bien de los tuyos, es muy importante. Ser sincero y coherente, no mentir, no prometer nada que no puedas cumplir.


Pero sobre todo asumir tu responsabilidad y predicar con el ejemplo. No soporto a los que echan balones fuera. Tampoco hay que ir de víctima, sinceridad, repito, honestidad.


No me gustaría ser el responsable de que mi decisiones llevarán a mi equipo a la quiebra, eso sería un fracaso. Si jugamos todos juntos, siempre serán nuestras decisiones.


Un saludo.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.