ESTAMOS AQUI

viernes, 13 de abril de 2007

LA IMPLICACION EN EL TRABAJO

Una de las personas que se sienta en uno de los divanes planteo la pregunta de: si era bueno implicarse demasiado.

La conversación se ha ido centrando básicamente en el "DEMASIADO" y en el trabajo. Cuando esa implicación afecta a tu vida personal, cuando produce desencanto y hastío, cuando no te sientes respaldado... Sin embargo se contrarrestaba con opiniones positivas de gustarte tu trabajo, de defenderte de acusaciones de "creerte que la empresa es tuya", de no saber trabajar sin implicarte, de ser innato...

Pero claro en determinados niveles profesionales diferenciar la ambición, la responsabilidad de la implicación puede llegar a resultar francamente difícil. Cuando se habla de la soledad del mando, no es un tópico, aunque hay todo tipo de mandos y, bien es cierto que en 8 horas de trabajo debe darte tiempo para hacerlo todo, a veces, depende de la empresa, depende del individuo, del puesto que ocupes.

¿Cuando te implicas demasiado?
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.